lunes, 4 de abril de 2011

Ejemplo: Crónica opinativa

Actividad a beneficio de la fundación de niños con cáncer


Un país con más del 60% de personas pobres, con una sociedad dividida, y sin verdaderos fondos para invertir en la salud, Honduras, nación que a pesar de los problemas, demuestra que cuando las personas se unen por una buena causa, los nobles son más.

El 31 de octubre fue un día lleno de esperanzas para miles de niños que sufren de cáncer, el calor no importo, ni los rostros sudados de quienes montaban el escenario, nada desalentó a la Fundación Hondureña para el Niño con Cáncer y a la sala de oncología pediátrica del Hospital Mario Rivas, para que realizaran el evento contra la mortal enfermedad. 

Todo comenzó difícil para Carla Altamirano, oncólogo pediátrico del Hospital Mario Rivas, quien era encargada de organizar el evento. Pero a pesar de las trabas, una mujer, de corazón bondadoso, se llenó de Valor, ímpetu, esperanza, y dejó a un lado los intereses propios para ayudar a miles de infantes.

El evento no fue muy organizado, y costó mucho para iniciar, típica cultura hondureña de comenzar después de la hora prevista, Pero, Valió mucho la espera para todas las personas que se congregaban en el lugar, porque, cuando inicio, todo cobró vida, y no hicieron falta las personas de buen corazón que colaboraron para la noble causa.

Aunque el evento recaudo una buena cantidad de dinero, no fue la suficiente para saciar en totalidad las necesidades de las salas contra el cáncer. “Es difícil entender, que un país como el nuestro, no tenga los suficientes fondos para invertir en obras de salud, pero si, para millonarias campañas publicitarias y costosos pagos a maestros que incumplen la ley”, dijo Altamirano en un caluroso domingo de octubre.

Todo demuestra, la mala organización de nuestras autoridades y de los ministros encargados de velar por la salud, quienes despilfarran el dinero y se lavan las manos “como Poncio Pilatos” al decir, que no tienen la culpa del retraso o de la poca inversión del gobierno para la secretaria. En una sociedad que pide a gritos, justicia y ayuda para los más necesitados. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada